martes, 15 de enero de 2013

EL ALMENDRADO (Historia anecdótica de un eneatipo 9)




EL ALMENDRADO (Historia anecdótica de un eneatipo 9)
Al pasar por delante de una confiteria, Mullá sintió unas grandes ganas de comer almendrados.
Aunque no tenia ni un centavo en el bolsillo, entró y se puso a comer. Al cabo de un rato, el confitero le presentó la cuenta, pero Nasrudin no le prestó la menor atención.
El confitero sacó entonces y se puso a darle una buena somanta de palos.
Ahora bien, mientras recibía golpes Mullá no paraba de atracarse.
!Qué estupenda ciuda!-sonreia-. !Y qué habitantes más amables!, !Le obligan a uno a comer almendrados a bastonazo limpio!

AQUÍ NASRUDÍN ES UN ENEATIPO 9, NO ESTAIS DE ACUERDO?

2 comentarios:

Jose dijo...

Jaja. Sin duda, Toni, sólo un 9 actuaría así

Antonio Pulgar Suarez dijo...

El personaje de Nasrudin procede de la tradición sufí y es claramente un antiheroe.
Va montado en un burro, como nuestro Sancho Panza y es claramente un eneatipo 9